Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/10419/84338
Authors: 
Escudé, Carlos
Year of Publication: 
2009
Series/Report no.: 
Serie Documentos de Trabajo, Universidad del CEMA: Área: Ciencia política 405
Abstract: 
Cuando cayó Roma, su vasto imperio se segmentó en muchos sentidos, incluido el lingüístico. En las regiones romanizadas el latín vulgar evolucionó de manera diferente en cada parroquia, dando lugar a una multitud de lenguas vernáculas romances. En las regiones menos romanizadas renacieron las lenguas indígenas, también muy segmentadas. Esto cambió cuando, con la introducción de la imprenta de caracteres móviles, comenzó un proceso inverso de amalgama de dialectos vernáculos. Algunos se erigieron en lenguas literarias que eventualmente reemplazaron al latín eclesiástico. Así emergieron unas protonacionalidades lingüísticas que fueron la base a partir de la que eventualmente surgieron las identidades nacionales europeas. La mayor parte de las naciones tuvieron su propia lengua, y esto determinó la obsesión étnica de los nacionalismos europeos, frecuentemente violenta.
ISBN: 
978-987-1062-46-1
Document Type: 
Working Paper

Files in This Item:
File
Size
797.87 kB





Items in EconStor are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.